Actualmente las dietas BARF están cada vez más de moda en el mundo animal. La dieta BARF, acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food, o del español ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada), se basa en ofrecer a nuestras mascotas alimentos crudos con una pequeña porción de vegetales. Es decir, este tipo de alimentación consiste, básicamente, en administrar a perros y gatos comida cruda, como carne, huesos, pescados, vísceras, frutas o verduras, pero no «sin control».

En este post, los especialistas de nuestro hospital veterinario en Móstoles arrojan información sobre los beneficios de la dieta BARF así como pequeños inconvenientes que esta dieta puede presentar.

¿Qué es la dieta BARF? 

La dieta BARF consiste principalmente en aportar un porcentaje elevado de proteína (carnes magras y huesos carnosos) así como un pequeño porcentaje de frutas y verduras. Este tipo de alimentación, así como otro tipo de dietas naturales (crudas sin huesos o cocinadas con/sin vísceras), son igual de válidas que los piensos convencionales, siempre y cuando estén bien realizadas y supervisadas por un veterinario especialista en nutrición, como lo puedes encontrar en nuestro hospital veterinario en Móstoles.

Dieta BARF: Inconvenientes

Debemos saber que la realización de este tipo de dietas lleva implícita una serie de inconvenientes, y de esta forma tratar de solventarlos:

Dieta BARF: Beneficios

A pesar de los inconvenientes debemos mencionar algunas de las ventajas de este tipo de dietas naturales, incluyendo la BARF:

Los especialistas nutricionales de nuestro hospital veterinario en Móstoles quieren lo mejor para tu mascota. Si tienes dudas sobre cómo alimentar a tu peludo, lo mejor es que contactes con profesionales que te ofrezcan garantías, y en Clínica Veterinaria Puerta del Sur estamos a tu disposición. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.